Papus

Gérard Encausse, llamado Papus (13 de julio de 1865 en La Coruña - 25 de octubre de 1916 en París) es un ocultista francés, cofundador de la Orden Martinista con Agustín Chaboseau. Pasó toda su juventud en París, donde se recibió de doctor en medicina. Incluso antes de completar sus estudios, se le encomendó la tarea de combatir la ciencia del día difundiendo una doctrina alimentada por las fuentes del esoterismo occidental. Encausse, que se hacía llamar Papus nombre del espíritu de Apolonio de Tyrannus, era un líder indiscutible. Afirmó ser un taumaturgo o una inspiración y se presentó como un científico, un experimentador. Debe sus ideas a Saint-Yves d 'Alveydre, Wronski, Eliphas Levi y Fabre d' Olivet. La idea de Louis-Claude de Saint-Martin dejó un profundo rastro en él desde aproximadamente 1889, poco después de su ruptura (en 1888) con la Sociedad Teosófica de madame Blavatsky. Fue en 1889 que también se unió a la Orden Cabalística de la Cruz Rosa fundada por Peladan y Guaita ese mismo año.

Formó un grupo de cursos y conferencias destinados a descubrir los valores del esoterismo occidental para los investigadores. Pronto se convirtió en el círculo exterior de la Orden Martinista y, después de ser llamada la Escuela Superior Libre de Ciencias Herméticas, finalmente se conoció como la Facultad de Ciencias Herméticas. Hubo numerosos cursos (alrededor de una docena al mes) y los temas estudiados iban desde la Cabala a la alquimia, al Tarot, a través de la historia de la filosofía hermética.

Papus tuvo una producción literaria impresionante, que le valió el apodo de "Balzac" de lo oculto. Sin embargo, se le acusa de falta de rigor en su trabajo en la Cabala. Mediante su popularización de talentos, ayudó a abrir las mentes de su tiempo a las vívidas fuentes del pensamiento analógico y la imaginación creativa, persiguiendo en esto el trabajo que Eliphas Levi había emprendido en particular con Los Discípulos de la Ciencia Oculta, de París en, 1888. Tratado de ocultismo elemental, París, 1898. Tratado Metodológico de las Ciencias Ocultas, París, 1891. Ocultismo contemporáneo, París, 1887, etc.)

En el otoño de 1905, Nicolás II, en la lucha contra los disturbios sociales, lo llamó y Anthelme Nizier Philippe llamó al Maestro Philippe de Lyon, a Tsarskoe Selo para pedirle consejo. Papus evocó, durante una operación mágica, el espíritu de Alejandro III, que abogó por la represión y anunció una revolución de gran alcance. Papus afirmó al zar que esta revolución no estallaría mientras él mismo estuviera vivo.

Teniendo una gran autoridad moral con el zar, había predicho el nacimiento del sucesor al trono, pero la llegada de Rasputín lo venció. La visita de "Papus" a Nicolás II, a una guarida de misterio, es solo un episodio más en esta vida extraña pero fructífera.

 

El Plano Astral según Papus

“Papus” (Gérard Anaclet Vicent Encausse), fue un ocultista muy celebre y extraño. Nació en 1865 y siempre vinculado a órdenes esotéricas e iniciáticas como la Golden Dawn, Iglesia Gnóstica de Francia, la Orden Templis Orientis (OTO), Orden Cabalista de la Rosacruz. Según varios expertos ocultistas, “Papus” no se vinculó demasiado en la Masonería.

Una de las cosas curiosas que “Papus” decía conocer, era el Mundo Astral y por ello definió las entidades y energías del Plano Astral, el plano entre el mundo físico y el mundo divino. Aquí está su clasificación sobre el Astral.

1)  Las entidades rectoras, que presiden todo aquello que evoluciona en astral. Estas entidades psíquicas están constituidas por los hombres superiores de humanidades anteriores, evolucionados por propia iniciativa, o bien por seres pertenecientes al plano divino.

2)  Los fluidos especiales, formados de una sustancia análoga a la electricidad, pero dotados de propiedades psíquicas: La Luz Astral.

3)  En dichos fluidos existen seres diversos susceptibles de obrar bajo la influencia de la voluntad humana: Los Elementales.

4)  Además de los principios característicos del Plano Astral, encontramos formas que van a manifestarse en el futuro en el plano físico, las cuales son un reflejo en negativo de las ideas primordiales del mundo divino.

5)  Las "Imágenes Astrales" de los seres y objetos, como reflejos en negativo del plano físico y base de las "Auras Astrales".

6)  Los Fluidos que emanan de la voluntad humana o del mundo divino y operan en el Astral.

7)  Los Cuerpos Astrales de los seres sobrecargados de materialidades (suicidas), de los seres en vía de evolución (elementarías), y las entidades humanas que viajan en el Astral, bien sea para reencarnarse (nacimiento), bien para desencarnarse (muerte). Se puede encontrar así mismo los Cuerpos Astrales de los adeptos y brujos en periodo de experimentación.

8)  Las ideas generadas por individuos o colectividades, y que son puestas en movimiento o no por los elementales, constituyen los clichés astrales individuales o colectivos.

9)  Los Egregores, o imágenes astrales con forma específica, mantenidas por las aspiraciones de las colectividades, que son una extensión de la clase anterior.

 

 

"Un Masón Libre en una Logia Libre".

volver

contador de visitas
visitas hasta hoy