A todos los verdaderos buscadores de la luz
Que lo que aquí encuentren les sostenga en su
búsqueda de la quintaesencia, la piedra de los
filósofos, la verdadera sabiduría y la felicidad
perfecta, el Summum Bonum.

 

“Como un preludio a lo que sucederá más adelante, habrá ahora una reforma general, tanto de las cosas divinas como de las humanas, de acuerdo con nuestros deseos y las esperanzas de otros; porque lo propio es que antes de la salida del sol aparezca y rompa Aurora, o algo de claridad, o luz divina en el cielo. Y por eso, entre tanto, habrá unos pocos que den sus nombres, se unan entre sí incrementando el número y el respeto de nuestra Fraternidad, y pongan a punto una feliz y deseada inauguración de nuestros cánones filosóficos, que nos prescribió nuestro hermano R. C., haciéndose con nosotros partícipes de nuestros tesoros (que ni se agotan ni corrompen) en amor y con toda humildad, para ser aligerados de los trabajos de este mundo y no caminar tan ciegamente en el conocimiento de las maravillosas obras de Dios”.

 

"Prometo además y juro que, con el Divino Permiso, me aplicaré de hoy en adelante a la Gran Obra, que es purificar y exaltar mi Naturaleza Espiritual, para que con la Ayuda Divina pueda con largueza llegar a ser más que humano, y así gradualmente elevarme y unirme con mi Genio Superior Divino, y que en este evento no abusaré del gran poder a mí confiado".

En esta simple cláusula se presenta el objeto no sólo de La Aurora Dorada, sino de cualquier sistema de enseñanza oculta, Oriental u Occidental, antiguo o moderno, básicamente físico o psicológico. Llegar a ser más que humano, he aquí la Gran Obra! Nosotros los ocultistas decimos que estamos entrando en la Edad de Aquario, terminando así una gran era y empezando otra. Pero ese “nosotros” no incluye sólo a “nosotros los ocultistas”, sino a toda la humanidad, y por ende a toda la vida. Es nuestro mundo el que también entra en una Nueva Era, propiciando un nuevo comienzo por el antiguo sendero del Crecimiento Espiritual.

Es, entonces, una iniciación la que, hasta cierto punto, todos estamos experimentando, porque con la llegada de la Aurora de Aquario, se presenta una nueva actitud hacia la vida que ya percibimos como una búsqueda interna de un mayor conocimiento y entendimiento del propio ser; y externamente, como un nuevo sentido y una nueva consciencia de la responsabilidad personal y racial hacia el mundo que habitamos.

Pero debemos construir sobre los cimientos de lo viejo. Hay una Sabiduría Antigua, y se abre una nueva fase en nuestra percepción de la misma. ¡Cuán oportuno resulta entonces que esta nueva reimpresión del sistema más completo de entrenamiento mágico, aparezca ahora de forma más conveniente y manejable! Cuando se publicó La Aurora Dorada por primera vez, se hizo en cuatro grandes volúmenes; después, la volvimos a publicar en edición de dos volúmenes. Y ahora, usando un papel más ligero, se combinan los cuatro volúmenes en uno sólo para que el estudiante lo tenga “todo de una vez”.

Hemos conservado la misma paginación de la edición original en cuatro volúmenes y de las dos introducciones separadas a la edición en dos volúmenes, para que se tenga una continuidad histórica, y facilidad de uso en las referencias a la obra por otros escritores.

La Aurora Dorada, como libro y como sistema, ha sido la fuente más intensamente usada en las obras modernas de magia y ocultismo Occidental. Como libro, es a la vez texto y enciclopedia. Se ha dicho, y puede en verdad argüirse, que todas las demás obras son meramente redundantes. Es del todo cierto que ningún otro libro contiene tanto material de trabajo práctico como se ha reunido en este nuevo volumen único.


Me siento orgulloso de que podamos publicarlo en esta ocasión.

Carl. L. Weschcke

 

Quizá resulte vulgar decir que la vida es un proceso extraño, maravilloso y misterioso. ¡Pero así es! En su Triumphal Chariot of Antimony*, el alquimista Basilio Valentín describe al antimonio como veneno mortal que, purificado alquímicamente, actúa como un potente medicamento. Parece que La Orden de la Aurora Dorada hubiera de describirse de modo parecido, lo cual debe recordarnos el antiguo adagio que trata del dinero:

"atraviesa las vidas de un sinnúmero de gentes cambiándolas “catalíticamente”, pero permaneciendo él intocado en el proceso".

 

El correr para llegar cuanto antes al grado siguiente tan sólo servirá para derrotar a la propia intención, y todo se derrumbará como un castillo en el aire.

Una y otra vez ha de decirse: voy despacio porque tengo prisa. No apresurarse.

Hay oraciones y párrafos recitados por los distintos oficiantes durante las ceremonias que son realmente magníficos y dignos de ser memorizados. Uno de ellos es, sin duda, la adoración que es constante en todos los rituales y que es de origen gnóstico:

“Santo eres Tú, Señor del Universo.
Santo eres Tú, a quien la naturaleza no ha formado.
Santo eres Tú, el Inmenso y Poderoso.
Señor de la Luz y de la Oscuridad”.

Otro precioso párrafo que bien merece figurar en todo devocionario privado y en todo ejercicio espiritual personal, es el siguiente:

“Gloria a Ti, Padre de lo Inmortal. Porque Tu Gloria se desborda regocijándose hasta los confines de La Tierra”.

Quizá uno de los más importantes a memorizar, y que además pertenece unívocamente al núcleo de toda la enseñanza Cabalística de la Orden es el siguiente extracto del ritual del Neófito:

“El Poder desequilibrado es el reflujo de la vida.

La Misericordia desequilibrada es debilidad y el debilitamiento de la Voluntad.

La Severidad desequilibrada es crueldad y la esterilidad de la Mente”.

Todo un libro de texto se podría escribir comentando este pequeño fragmento de enseñanza. Y puesto que todo el sistema de la Orden se halla repleto de tales pequeñas joyas, se deduce que harían falta varios volúmenes para elaborar sobre la belleza y el significado pleno de su enseñanza. He aquí todavía otro párrafo dinámico que bien podría incorporarse a la práctica diaria de la técnica del “Pilar del Medio”.


“Vengo en el Poder de la Luz.
Vengo en la Luz de Sabiduría.
Vengo en la Misericordia de la Luz.
¡La Luz con curación en sus Alas!”.

Todos son bellos y se hallan en mi memoria asociados con sentimientos profundos. Para muchos de ellos pudiera haber un sitio en el trabajo espiritual privado. Según se progresa en el sendero de la Luz, van adquiriendo un significado más profundo y como una mayor radiación, tendiendo a evocar estados superiores de conciencia.

Con todos estos materiales en la mente, el estudiante serio bien podría acabar convenciéndose, como me sucedió a mí, de hacer psicoterapia. No importa demasiado cuál es la escuela analítica que decida escoger. Todas son útiles. Todas ayudan al estudiante en su búsqueda de la Luz, y constituyen una excelente preparación para la seria disciplina de la Magia y del conocimiento de uno mismo.

 

 

Leer más...

 

 

 

 

 

Volver a Principal