ILLUMINATIS

Que la tierra sea vuestra morada, que el agua limpie tus impurezas, que el aire elimine tus estúpidas ideas, que el fuego te purifique e ilumine. Que la milenaria tradición de los hábiles operarios esté contigo!

Adam Weishaupt

“Weishaupt citaba a los Illuminati como la Verdadera Masonería y denominaba ‘ignorantes’, ‘clerecía sagrada’ y otras lindezas a la Gran Logia inglesa.

Lo que cuenta para el caso es que Adam Weishaupt reestableció la tradición masónica genuina y la Iniciación Primordial, mientras otros la destruían, algo que hoy sigue ocurriendo”.

LOS ILLUMINATI DE BAVIERA:

ORIGEN Y EXTENSIÓN

“He propuesto una explicación de la francmasonería, ventajosa desde todos los puntos de vista, por cuanto se dirige a todos los cristianos de todas las confesiones, los libra gradualmente de todos los prejuicios religiosos, cultiva y reanima las virtudes de sociedad por una perspectiva de felicidad universal, completa y rápidamente realizables, en un Estado donde florecerán la libertad y la igualdad, un Estado libre de los obstáculos que la jerarquía, la clase, la riqueza arrojan continuamente a nuestro paso...

No tardará en llegar el momento en que los hombres serán dichosos y libres”.

Adam Weishaupt

LOS PRIMEROS PASOS

Adam Weishaupt nació el 7 de febrero de 1748 en Ingolstadt, Baviera. De origen judío, su padre fue catedrático de Instituciones Imperiales y de Derecho Penal de la Universidad de Ingolstadt.

El joven Adam, alumno aplicado y dotado de gran memoria, hizo sus primeros estudios en el colegio de los jesuitas y se matriculó después en la facultad de Derecho, donde prosiguió mostrándose trabajador e inteligente. Parece ser que Weishaupt enseguida dominó el italiano, el checo y el hebreo, además del alemán.

Con poco más de veinte años, Adam Weishaupt se convirtió en profesor de Derecho Canónico de la Universidad de Ingolstadt en medio del reconocimiento general y se inclinó definitivamente por la iniciación y la filosofía.

La biblioteca del barón de Ickstatt le sirvió para conocer las obras de los filósofos franceses. Y un probable, aunque nunca demostrado, encuentro con el místico danés Kolmer lo inició en los Misterios de los Sabios de Memphis.

Lo que resulta una gran mentira, a pesar de que se encuentra bastante extendida, es que Weishaupt fue ordenado sacerdote en aquellos años.

También es falsa la afirmación de John Robinson en la que se imputa a Weishaupt un deseo de intentar formar una nueva orden de jesuitas o de atraer a los jesuitas a cualquier precio a la nueva orden que iba a crear en 1776, los Illuminati de Baviera. En Pruebas de una Conspiración (Western Islands Press, 1967), John Robinson comenta:

“Fue en 1777. Weishaupt llevaba mucho tiempo planeando fundar una asociación u orden que, a su tiempo, llegara a gobernar el mundo. En su momento de primer fervor y más altas esperanzas, llegó a tentar a varios ex jesuitas con la posibilidad de que, bajo una nueva identidad, pudieran recuperar la influencia que antaño poseían, siendo de nuevo útiles a la sociedad, dirigiendo la educación de jóvenes de buena familia, pero con independencia de cualquier prejuicio civil y religioso. Consiguió convencer a algunos, pero todos ellos se terminaron por echar atrás salvo dos”. ...continua...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iniciamos | Sep. 5 de 2006  | Ultima Actualización noviembre 20 de 2015

© Copyright Orden Illuminati México 2006

Hoy ¡Aquí en esta página!  había 1 Visitantes (número de aciertos 3)